Ante las declaraciones del gobierno ante la propuesta de la Generalitat de Catalunya
Home/Entradas/Publicaciones/Comunicados de Prensa/Ante las declaraciones del gobierno ante la propuesta de la Generalitat de Catalunya

Ante las declaraciones del gobierno ante la propuesta de la Generalitat de Catalunya

Ante las declaraciones del Gobierno sobre la propuesta de la Generalitat de Catalunya de regular la prostitución el colectivo en Defensa de los Derechos de las Prostitutas Hetaira, quiere manifestar:

El informe del Instituto de la Mujer sobre la prostitución está elaborado desde una perspectiva abolicionista que rezuma moralina y que contribuye a seguir estigmatizando a las mujeres que ejercen la prostitución por decisión propia al reducirlas a “una mercancía que se puede comprar, vender, arrendar y explotar sexualmente con total libertad”, o planteando que “se las despoja de su condición de persona, reduciéndola a mero objeto de placer para el cliente”. Este tipo de consideraciones niega cualquier capacidad de decisión y negociación de las trabajadoras del sexo sobre su actividad, considerando a éstas menores de edad que deben ser protegidas aunque no quieran.

sí mismo, nos resulta sorprendente su crítica a los intentos que la ley que está elaborando la consejera de Interior de la Generalitat hace de recortar las largas jornadas de trabajo de muchas prostitutas en los clubes. Una iniciativa interesante dadas las condiciones de trabajo que muchas mujeres tienen en los locales de alterne. Negar que existen estas situaciones deja a las trabajadoras en manos de los empresarios sin ningún derecho al que acogerse para gozar de unas condiciones de trabajo similares a las de otros trabajadores.

La crítica que se hace al planteamiento de la ley catalana sobre las inmigrantes que ejercen la prostitución es de una demagogia indignante. El problema no es que si esto se aprobara sería un reclamo para el ejercicio de la prostitución, sino lo contrario: existen muchas mujeres que tienen medios para vivir en nuestro país ejerciendo el trabajo sexual, pero que no pueden obtener sus papeles porque éste no es reconocido como una actividad lícita y legal.

Que el Gobierno asuma sin más las posiciones del informe elaborado por el Instituto de la Mujer nos preocupa enormemente porque implica hacerse eco de las ideas más rancias, moralistas y patriarcales. Y lo hace de la peor forma posible desde posiciones “supuestamente” feministas, que castigan a la desprotección más absoluta a un importante número de mujeres. No es este el feminismo que deseamos, que juzga y desestima la palabra de las prostitutas, invalidando sus opiniones. No es el feminismo que busca la solidaridad “entre todas las mujeres”. Así mismo, cerrar los ojos ante las discriminaciones que hoy sufren un número importante de mujeres que ejercen el trabajo sexual, es colaborar a que estas discriminaciones se sigan produciendo.

El Gobierno, antes de tomar cualquier posición sobre este tema, debería contar con la voz de las organizaciones que trabajan con prostitutas y especialmente con la opinión de las propias interesadas, en lugar de encargar informes elaborados desde los despachos, con mucha ideología pero con una total falta de conocimiento sobre la situación que se da en la realidad.

Reiteramos una vez más la necesidad de reconocer que la prostitución es una opción laboral para muchas mujeres y, en consecuencia, que se reconozcan legalmente los derechos laborales y sociales que se derivan de ello.

6 de febrero de 2006

febrero, 2006 |Categories: Comunicados de Prensa|