Ante el pronunciamiento del consejo de Estado sobre la prohibición de los anuncios de la prostitución
Home/Entradas/Publicaciones/Comunicados de Prensa/Ante el pronunciamiento del consejo de Estado sobre la prohibición de los anuncios de la prostitución

Ante el pronunciamiento del consejo de Estado sobre la prohibición de los anuncios de la prostitución

Ante el informe del Consejo de Estado aconsejando la prohibición de los anuncios de prostitución el Colectivo Hetaira manifiesta:

Su total disconformidad ante las conclusiones de dicho informe. Los argumentos en los que se basa dicha recomendación son absolutamente vagos, inconcretos e ideologizados, fruto de los prejuicios y de una toma de posición sobre la prostitución de corte abolicionista y cargada de “moralina”, donde por supuesto no se tienen en cuenta los derechos de quienes ejercen dicha actividad. Los cuatro argumentos en los que se basa dicha decisión son insostenibles desde el punto de vista de los derechos.

  • Así cuando se plantea que: “por su carácter hace que no deba promoverse la competencia o facilitarse la captación de clientes”, no entendemos a qué carácter se refiere, dado que si no es una actividad ilegal, lo lógico es que exista competencia y clientela, como en otras actividades económicas.
  • Así mismo, cuando se plantea que “pueden proteger actividades de proxenetas” no se tiene en cuenta que la mayoría de anuncios no pertenecen a mafias organizadas. Aunque así fuera, el Código Penal ya penaliza ese delito por lo que el anuncio podría servir para su detención. No obstante, la realidad ha demostrado que, la mayoría de veces, en las redadas que se han hecho a través de los anuncios, los implicados han salido mayoritariamente sin cargos. Y no se han facilitado datos sobre posibles víctimas de trata de seres humanos.
  • Cuando se argumenta que “son expresivos del rol de las mujeres como mera mercancía incluso cuando no incluyen imágenes o textos vejatorios”, insulta a trabajadoras y trabajadores del sexo por decisión propia y refuerza el estigma que pesa, sobre todo en las mujeres, dando la idea de que “son ellas las que se venden” no quienes ofertan servicios sexuales a cambio de dinero.
  • Por último, aludir a la “protección de menores” dado que estos medios son de fácil acceso nos parece sin más hipócrita y una utilización demagógica de los menores. Evidentemente la prensa escrita no es un producto infantil y los menores han de estar acompañados en su lectura para entender aspectos de difícil comprensión tales como guerras, hambruna, violencia…

Como hemos manifestado en otras ocasiones, el Colectivo Hetaira es totalmente contrario a la prohibición de los anuncios en los medios escritos. Se trata de una medida demagógica, fácil y barata para el Gobierno pero totalmente ineficaz para la protección de las víctimas de trata que ejercen de forma coaccionada la prostitución. La trata con fines de prostitución es un delito y, como tal, no se anuncia masivamente en la prensa. Por el contrario quienes sí se anuncian son aquellas trabajadoras del sexo que ejercen por voluntad propia y que ven cómo medidas como éstas recortan su derecho a ofertar su trabajo. Su prohibición, por lo tanto, implicaría obligarlas a lanzarse a la calle a buscar clientela o a refugiarse en los clubes donde tendrían que someterse a las imposiciones de los empresarios.

No se puede responsabilizar a los medios de comunicación del control de lo que existe detrás de lo que se anuncia. Si así fuera, hagámoslo extensible a todos los anuncios y especialmente a aquellos de marcas de tejanos o zapatillas que han sido denunciados por fabricar sus productos en el sudeste asiático con niños obligados realmente a trabajar en régimen de esclavitud. Esas denuncias están comprobadas. La de que en los anuncios de prostitución la mayoría son forzadas no deja de ser una especulación ya que no existen datos que lo demuestren. Es más, los datos más recientes como es el informe de Naciones Unidas cuyas conclusiones salieron publicadas en el diario El País en junio de 2010, habla de que “1 de cada 7 prostitutas son víctimas de trata en Europa”, es decir una cifra muy inferior al 90% del que habla el Ministerio de Sanidad, Políticas Sociales e Igualdad. En resumen, desde nuestro punto de vista, la prohibición de los anuncios de contacto es una medida contra la prostitución en general y un atentado al derecho de las trabajadoras de publicitar sus servicios y no un instrumento en la lucha contra la trata.

Hetaira, colectivo en defensa de los derechos de las prostitutas

22 de marzo de 2011
 

marzo, 2011 |Categories: Comunicados de Prensa|