El proyecto INDOORS reconoce que las trabajadoras del sexo padecen violencia, discriminación y un estigma relacionados con su actividad profesional. Para lograr el empoderamiento de las trabajadoras del sexo, los participantes de INDOORS han realizado a lo largo del proyecto diversas actividades desde la perspectiva de los derechos humanos.