Ante el plan de choque del Ayuntamiento de Madrid
Home/Entradas/Publicaciones/Comunicados de Prensa/Ante el plan de choque del Ayuntamiento de Madrid

Ante el plan de choque del Ayuntamiento de Madrid

Ante el “plan de choque” que el Ayuntamiento está llevando a cabo en los últimos días, las prostitutas que trabajamos en la calle Montera y en la zona Centro queremos denunciar el acoso y la represión que estamos sufriendo.

Las prostitutas somos personas y tenemos derechos humanos que deben ser respetados. La puesta en práctica de este plan implica saltarse a la torera nuestros derechos más elementales:

  • No se respeta nuestra decisión de ejercer la prostitución, un ejercicio que en este país no es ningún delito, presionándonos para que la dejemos por unos miserables 300 euros y muchas promesas de formación. ¿Quién puede vivir dignamente con este dinero?
  • No se nos ofrece ninguna vía de regularizar la situación de aquellas que somos extranjeras y, aunque tenemos medios para vivir aquí, no tenemos legalizada nuestra situación en este país.
  • Se “hostiga” a nuestros clientes, dificultando el desarrollo de nuestro trabajo y creando un clima de inseguridad permanente.
  • No se nos permite caminar tranquilamente por la zona Centro y menos detenernos en la acera, en función de nuestros rasgos físicos o nuestra vestimenta, acosándonos permanentemente con la demanda de identificación.
  • Contrariamente a las declaraciones del equipo de gobierno municipal, se nos abren expedientes de expulsión a las que nos tenemos los papeles en regla.
  • Se nos trata de forma inhumana, como si estuviéramos cometiendo un delito por el hecho de captar nuestra clientela en la calle.
  • Se cierran pensiones y locales en los que nos ocupamos.
  • Se pretende que quienes queremos seguir ejerciendo la prostitución lo hagamos en locales cerrados en los que los empresarios nos explotan quedándose con un tanto por ciento de nuestro trabajo e imponiéndonos sus reglas.

Por todo ello, denunciamos el plan que ha puesto en marcha el Ayuntamiento y exigimos una reunión para negociar el establecimiento de zonas de libre ejercicio, donde podamos trabajar tranquilamente.

31 de marzo de 2004

marzo, 2004 |Categories: Comunicados de Prensa|